Un capón de Villalba es tratado de la siguiente manera: se le saca de la caponera exclusivamente para alimentarse mediante la bicada o amoado, que se compone de maíz amarillo. En ocasiones se le puede dar para comer patatas o agua hervida. El bollo realizado con el maíz es mojado en agua, vino blanco o leche y se le ayuda con los dedos al capón para que lo ingiera, con el fin de que no se atragante, ya que el bollo es de grandes dimensiones. Algunos criadores de capones proporcional al animal un poco de coñac para mejorar la digestión. Para sacrificarlo, se sirven de una cuchilla puntiaguda o de una navaja que se clavan en el paladar superior del capón, que se desangra con rapidez y de este modo no se ve afectada la calidad de su carne.

En O Recanto podrás degustar el capón de Villaba en diferentes recetas.

Tambien te recomendamos


LA MEJOR TORTILLA DE BETANZOS

En nuestro restaurante ofrecemos una elaboración clásica y sencilla a la par que apetecible suculenta: la tortilla de Betanzos. Esta variedad de...

Percebes en el barrio del Retiro

Los percebes viven en colonias de muchos individuos pegados a las rocas, preferiblemente en zonas en las que el mar bate violentamente, ya que necesit...

COCIDO GALLEGO EN MADRID

En nuestro país la gastronomía de cada región cuenta con un tipo de cocido diferente, y aún dentro de cada región puede haber distintos tipos de ...