Un capón de Villalba es tratado de la siguiente manera: se le saca de la caponera exclusivamente para alimentarse mediante la bicada o amoado, que se compone de maíz amarillo. En ocasiones se le puede dar para comer patatas o agua hervida. El bollo realizado con el maíz es mojado en agua, vino blanco o leche y se le ayuda con los dedos al capón para que lo ingiera, con el fin de que no se atragante, ya que el bollo es de grandes dimensiones. Algunos criadores de capones proporcional al animal un poco de coñac para mejorar la digestión. Para sacrificarlo, se sirven de una cuchilla puntiaguda o de una navaja que se clavan en el paladar superior del capón, que se desangra con rapidez y de este modo no se ve afectada la calidad de su carne.

En O Recanto podrás degustar el capón de Villaba en diferentes recetas.

Tambien te recomendamos


Cerdo celta

El protagonista principal del cocido gallego es el cerdo celta, una raza particular autóctona de Galicia. El porco celta estuvo en peligro de desa...

El centollo, el rey del marisco gallego

El pasado 8 de noviembre, se abrio la veda e inicia la temporada de ese sabroso marisco. El centollo es uno de los mariscos más apreciados gastron...

TRILOGÍA DE QUESOS GALLEGOS CON MEMBRILLO

Uno de los postres más demandados por quienes visitan nuestro restaurante es nuestra trilogía de quesos gallegos con membrillo. Los quesos que parti...