El centollo es uno de los mariscos más apreciados y para disfrutarlo es preciso elegirlo bien. Se debe sopesar y preferir los más pesados que no suenen a agua, ya que estaría vacío. Es fundamental advertir que posea todas sus patas, ya que de lo contrario podría vaciarse en la cocción. Se suelen preferir las hembras a los machos, pero se prefiere un macho a una hembra recién mudada, ya que estará más vacía. Se debe comprar vivo. Se cuecen en agua con sal y según el peso del centollo el tiempo de cocción varía: se recomienda de doce a quince minutos por kilogramo. Una vez esté cocido, se saca del agua y se deja reposar boca arriba, para que las patas no tengan apoyo.

El centollo gallego en Madrid tiene su casa en O Grelo.

Tambien te recomendamos


Ostras en el barrio del Retiro

El maridaje perfecto para las ostras al natural considerado por la cocina internacional es con champaña o cava. El champaña ideal sería un blanc de...

Mejillones en Madrid

Estamos ante uno de los moluscos bivalvos más populares: el mejillón. Sus valvas son de color negro-violáceo y su contorno es triangular. Su forma ...

Capón de Villalba

El gallo es un animal que se domestica desde hace muchos siglos. No se conoce la fecha con exactitud, pero se cree que puede ser 2000 años antes de C...