Para preparar un buen cocido gallego es necesario tiempo y buen hacer. Con al menos veinticuatro horas de antelación se pone en remojo el jamón y el lacón con sus respectivos huesos, los garbanzos y las piezas de cerdo que vayan a ser incluidas en el cocido. La carne se completa con morcillo, hueso de caña y de rodilla, gallina de buena calidad, tocino blanco y panceta, chorizos y morcillas. El toque del cocido se da en la olla y depende de la paciencia que tenga el cocinero fundamentalmente: cuanto más lenta sea la cocción mejor se disolverá la grasa en el caldo y no quedarán duras el resto de viandas.

Si no sabe donde comer cocido gallego en Madrid visite el restaurante O Grelo.

Tambien te recomendamos


Percebes gallegos en nuestro restaurante

Debido a la gran demanda de percebes y la reducida cantidad disponible, en los mercados aparecen diferente tipos de percebes procedentes de otras agua...

Atún rojo de almadraba en el barrio Retiro

La familia de los túnidos se componen de diferentes especies con distintas propiedades gastronómicas. El atún rojo puede llegar a pesar más de ...

Dónde comer percebes

El percebe es unos de los más exquisitos manjares para muchos amantes del marisco. Este crustáceo cirrípedo está formado por una uña y un pedúnc...