Los mejillones son unisexuales. Se distinguen los machos de las hembras observando el color de su cuerpo: anaranjado en el caso de las hembras y blanquecino en el de los machos. Una vez que los machos liberan sus espermatozoides, éstos se introducen en la hembras fecundando sus huevos. Una vez que eclosionan las larvas, que pueden llegare a ser cientos de miles por cada mejillón, nadan libremente los primeros días hasta fijarse mediante el biso a la roca o a algún objeto sumergido. El crecimiento del mejillón dependerá de la cantidad de alimento y de las condiciones del agua en el que estén, pero además del tiempo que pasen fuera del agua, momento en que no se alimentan.

Visita O grelo, donde se encuentran los mejores mejillones de Madrid.

Tambien te recomendamos


Ven a O Grelo a degustar las mejores nécoras en Madrid.

La nécora es un crutáceo muy apreciado que se suele consumir simplemente cocido aunque es protagonista de otras elaboraciones. Este crustáceo es un...

COCINA GALLEGA EN MADRID POR TRAVELER

En la sección de gastronomía de CondéNast Traveler, María F. Carballo dedica unas palabras a nuestro restaurante en un artículo dedicado a los me...

Ostrería en Madrid

Las ostras son el molusco más apreciado desde la antigüedad, no en vano ya los romanos ya practicaron la ostricultura. La forma más extendida para ...