Los mejillones son unisexuales. Se distinguen los machos de las hembras observando el color de su cuerpo: anaranjado en el caso de las hembras y blanquecino en el de los machos. Una vez que los machos liberan sus espermatozoides, éstos se introducen en la hembras fecundando sus huevos. Una vez que eclosionan las larvas, que pueden llegare a ser cientos de miles por cada mejillón, nadan libremente los primeros días hasta fijarse mediante el biso a la roca o a algún objeto sumergido. El crecimiento del mejillón dependerá de la cantidad de alimento y de las condiciones del agua en el que estén, pero además del tiempo que pasen fuera del agua, momento en que no se alimentan.

Visita O grelo, donde se encuentran los mejores mejillones de Madrid.

Tambien te recomendamos


Tortilla de Betanzos, jugosidad y tradición

La tortilla de patatas o tortilla española es una de las elaboraciones más clásicas y típicas de la gastronomía de la gran mayoría de lugares de...

Pulpo en Madrid

El pulpo es un molusco cefalópodo que se alimenta de otras especies, por tanto es un animal carnívoro. Poseen ocho brazos con ventosas pegajosas en ...

Restaurante con buey de mar en Madrid.

Para acompañar con el vino adecuado al buey de mar hay que elegirlo en función de la forma en la que ha sido cocinado este crustáceo. Un blanco jov...